pasarela al Castillo de la Mota, Medina del Campo, o de como vivimos en un país de garrulos  

publicado por Brigo dentro de

Sí, señores, y me van a permitir que me desvíe por completo de los temas habituales de este blog, aunque no tanto como pudiera parecer por el título de esta entrada.

Como algunos sabrán ya les escribo desde la ilustre villa de Medina del Campo, pues bien, para los que conocemos la villa y su evolución en los últimos años no nos sorprende tanto lo que vivimos en la actualidad, pero quizás a algunos les pueda parecer una situación utópica.

El ayuntamiento se ha metido en una serie de obras que no llevan a ningún sitio, comenzaron con la remodelación de la plaza mayor, una plaza empedrada (creo recordar que de granito) sirviendo de bancos el perímetro que rodeaba y separaba el interior de la plaza, con una enorme y preciosa rosa de los vientos que representaba a su vez los diferentes oficios que se llevaron a cabo en ella (recordemos que, tras la de Salamanca, es segunda plaza mayor en cuanto a tamaño, y en cuanto a historia pues que decir, las famosas ferias medievales se celebraron sobre esta plaza, donde tomo forma definitiva la letra de cambio y donde comenzaron a acuñarse términos como “bancarrota”), unas farolas de fundición servían de iluminación a la vez que decoraban bastante la plaza; pues bien, esta plaza se remodeló dando paso a la actual un modelo más modernista de piezas cerámicas y farolas y bancos más minimalistas (las farolas enseguida tomaron el nombre de cigarrillos, por su similitud con estos). Tras la plaza (la cual quedó mal, y el ayuntamiento entró en juicios por su mal acabado, juicios que perdieron) tras estas obras el ayuntamiento decidió invertir algunos millones de euros en la realización de un parque, el cual sigue en la actualidad en construcción, ya que las obras se pararon hace varios meses, un parque que en su primera fase (la única ya terminada) cuenta con exclusivamente 3 árboles, con unos asientos metálicos que en verano con un poco de sol no hay quien pare por ahí, la segunda parte fase (y tercera, aunque se realizan al tiempo) incluye mayor cantidad de árboles.

Si hablásemos del auditorio, pues nos tiraríamos aquí otro tanto, un proyecto original que fue bastante elogiado, pero que el ayuntamiento decidió recortar costes, abaratando materiales, entre ellos la fachada (originalmente proyectada en cristal ahumado y que se realizó finalmente chapa galvanizada).

Transversal del proyecto

La última, de lo cual no tiene ni culpa ni pena el ayuntamiento es la no-construcción de una monumental pasarela de hormigón que iba a unir el Castillo de la Mota con el núcleo de la villa, pues bien, este proyecto colosal (que a mí personalmente me parecía lo mejor que se había planteado construir en nuestra villa en lo que tengo uso de razón), que por lo visto debía ser un buen y bonito proyecto, ya que fue llevado como uno de los mejores de la arquitectura joven española; La Junta de Castilla y León dijo (a través de patrimonio) que este proyecto suponía un exceso en cuanto a impacto visual al castillo (la pasarela rebasa ligeramente la altura del terreno sobre la que se asienta el castillo, y ninguna perspectiva puede ser perjudicada ya que las únicas posibles con las que la pasarela taparía el castillo se tendrían que realizar a través de los edificios que tapan el mismo). El proyecto ya modificado se aprobó y se iba a llevar a cabo hasta que una serie, y permítanme el descalificativo, garrulos decidieron protestar por la construcción de la misma, estos señores estaban tan contentos cuando el ayuntamiento propuso el proyecto original, ya que la pasarela incluía un acceso desde su calle (y avisaron de que se protestaría si finalmente no se mantenía este acceso), al suprimirse el acceso con la modificación del proyecto por parte de la Junta estos protestaron (no sin ser antes arengados por los miembros de la oposición local) . Y lo hicieron esgrimiendo razones como que atentaba contra su derecho a la intimidad (diciendo, literalmente, cosas como que si en verano les daba por estar desnudos en sus patios los turistas podrían verlos,) así como el gran impacto visual que supondría esta misma, también haciendo gala del derecho de vuelo de los vecinos, los cuales no les parecía importar cuando el proyecto incluía el susodicho acceso; si yo me pongo en mi terracita en pelota picada los vecinos del edificio de enfrente me ven, y para mayor inri si este edificio no existiera mi terraza tendría unas vistas excepcionales, pudiendo observar desde mi propia casa tanto la totalidad del castillo como el río que riega nuestra villa. Para mayor tristeza, decir que con la no-construcción de este proyecto se pierde una millonaria subvención.

proyecto ya modificado, de acero y cristal

Y este es el resumen de nuestra localidad, y al igual que ocurre aquí habréis podido comprobar que ocurre en cualquier punto de nuestro país, y en el mismo día que el proyecto de la pasarela se ha cancelado ceo que no es mucho pedir a nuestros señores dirigentes más responsabilidad en el gasto, más perspectiva de futuro, y sobre todo más cojones que cuando un proyecto es bueno hay que tirar para adelante, y no dejarse mangonear por que un grupo de 50 garrulos proteste y recojan firmas, te monten el pollo, y luego brindan con espumoso delante de los medios por que el proyecto se cancela.

0 comentarios

Publicar un comentario

Bienvenid@

Un saludo, no te olvides de dejar tu comentario, vota y ayuda a mejorar este blog.

Espero que disfrutes de los contenidos de este blog, y que encuentres lo que busques.

Feed

Introduce tu correo:

ofrecido por FeedBurner

Últimos artículos

me leen

Categorías

Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani