Sebastián I, Portugal y la leyenda del "buen rey"  

publicado por Brigo dentro de , ,

Los pueblos suelen tener un gobernante que marca el devenir de su historia, alguien a quien se convierte en leyenda con la esperanza de que algún día retorne para devolver la grandeza perdida a su pueblo.

Este es el caso de Sebastián I de Portugal, nombrado rey antes de su propio nacimiento y desaparecido cuando solo tenía 24 años, gobernó de manera extraordinaria un país consiguiendo amplias conquistas coloniales así como una gran mejora en el ejercito Un país, Portugal, que por aquel entonces, junto con España era dueño y señor del mundo, con sus amplias posesiones de ultramar, en América, y Asia; así como los territorios africanos, los cuales obsesionarían al rey.

Sebastián I

Se dice que Sebastián era un rey de salud delicada, fruto de los enlaces familiares (problema que también sufrieron monarcas españoles, como fue el caso de Carlos II que generaría serios problemas en la sucesión al trono), y que sufría una obsesión con los turcos, pues se creía un moderno cruzado que debía luchar para acabar con la dominación turca en el norte de África. Llegó a organizar una gran campaña para avanzar en la conquista africana, queriendo incluso hacer partícipe de tal a su tío, el monarca español Felipe II (el cual se negó, suficiente tenía ya con América y media Europa).

Sebastián desapareció en la batalla de Alcazaquivir (1578), en la gran campaña, avanzó contra las líneas enemigas en marruecos y nunca más se volvió a saber de él, la opción más probable es que cayese en la batalla y que sus armaduras se perdiesen o fuesen robadas, y sin la armadura resulta prácticamente imposible reconocer a un rey en el campo de batalla.

representación de la batalla de alcazaquivir

Con su desaparición se creó un mito, una ideal del estilo de la leyenda artúrica para Inglaterra, el buen rey que volverá algún día y restaurará la grandeza del país, y esto en un país tan nostálgico como Portugal (recordemos el simbolismo de su bandera, roja por la sangre derramada y verde por la esperanza, siendo la parte roja considerablemente superior a la verde) es casi una religión.

Tras su muerte fueron varios los pretendientes que se hicieron hacer pasar por el monarca, entre ellos debemos destacar la historia del pastelero de Madrigal, aunque su origen más probable es Toledo (donde realizó una prueba como pastelero) se le suele considerar natural de Madrigal de las altas torres (Ávila), se cree incluso que pudiera haber sido hermano bastardo del propio Sebastián.

La extraña situación del pastelero se genera por su aparición repentina como pastelero y el dominio de varias lenguas, así como una gran destreza a la hora de montar a caballo y de manejar la espada por no hablar de su extraño parecido con el rey. Todo esto hizo que el monje portugués Miguel de los Santos que fue confesor de la corte se encontraba por aquel entonces en Madrigal organizase una trama junto a María Ana de Austria, hija del Capitán del ejército español, recluida en un convento.

El monje hizo que ambos se prometieran matrimonio, con lo que María Ana saldría del convento, y tras varias visitas de nobles portugueses para reconocer al pastelero como el añorado rey el pastelero se dirigió a Valladolid donde debería hablar con la hermana de María Ana. Allí fue denunciado y apresado por la falta de respeto con la que hablaba cuando se refería a Felipe II. Una vez detenido sorprendió la gran valía de sus joyas pero aún más una serie de cartas en las que el monje portugués le trataba de “majestad”.

Tras esto tanto el monje como María Ana fueron apresados también, y tras un juicio se les consideró a los tres culpables de conspiración contra el rey, por lo que el pastelero y el rey fueron condenados a la horca, y María Ana a clausura estricta en un convento.

los restos del pastelero fueron situados a lo largo de la muralla de Madrigal

El comportamiento del pastelero acrecienta aún más la leyenda del sebastianismo, ante la horca se mostraba tranquilo, llegándose incluso a colocar y ajustarse el mismo la soga, así como la manera en la que maldijo el nombre de su captor.

Todas estas historias hacen referencia a la necesidad de creer que el llamado buen rey volverá alguna vez a Portugal.



1 comentarios

Es un placer poder leer tus historias, felicidades por el blog e muchas gracias por poner mi blog en el tuyo.
Saúdos dende Compostela.
Xurxo.
MUSICAS DA ULLA

Publicar un comentario

Bienvenid@

Un saludo, no te olvides de dejar tu comentario, vota y ayuda a mejorar este blog.

Espero que disfrutes de los contenidos de este blog, y que encuentres lo que busques.

Feed

Introduce tu correo:

ofrecido por FeedBurner

Últimos artículos

me leen

Categorías

Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani